Crecimiento Operativo con Digitalización

¿Cómo lograr crecimiento operativo con transformación digital?

Para nadie es un secreto que estamos evolucionando en la era digital y cada vez que se implementan mejoras en las empresas, sean pymes o multinacionales, estos cambios tienen que ver con la optimización de procesos con el uso de tecnología, desarrollo de software y aplicaciones móviles.

En Latinoamérica y en Colombia, los ecosistemas tecnológicos están creciendo disruptivamente en el mercado, según el Foro Económico Mundial, “apoyar los ecosistemas tecnológicos más pequeños y emergentes será vital no solo para la recuperación de la región, sino también para proteger el extraordinario crecimiento que se ha logrado hasta ahora”. 

En 2019, Brasil, Colombia y México– encabezaron la inversión en innovación en esta área con casi 5.000 millones de dólares destinados a empresas emergentes o ‘startups’. Con base en el Informe de Transformación Digital de América Latina 2020 se confirmó que “la penetración tecnológica está en su punto más alto. El panorama digital está creciendo exponencialmente y hay grandes oportunidades para el crecimiento en comparación con las economías desarrolladas”.

Esto no solo representa un logro para el país, sino un aporte significativo en crecimiento para la región. ¿Será probable que América Latina supere sus barreras tercermundistas con el uso de tecnología? La respuesta es sí, y nuestras empresas tienen el compromiso de contribuir con esta misión para el crecimiento en conjunto.

Existen múltiples empresas que aún no han explorado todo el potencial de la tecnología o lo que se conoce como “Industria 4.0” y la transformación digital como factor de crecimiento y estás en un momento oportuno de explotar este recurso para sacar el mayor provecho y rentabilidad. 

Las compañías que exitosamente explotan el potencial de estas tecnologías pueden disfrutar de un crecimiento exponencial, no obstante, según un estudio reciente de Deloitte sugiere que “existe una desconexión entre el potencial de mercado de la Industria 4.0 y su capacidad, y la mayoría de las empresas están utilizando tecnologías avanzadas para operaciones comerciales a corto plazo en lugar de oportunidades verdaderamente transformadoras”. 

Esto quiere decir que, aunque las empresas están poniendo en funcionamiento la implementación de nuevas tecnologías, lo hacen pensando en el corto plazo para la subsistencia momentánea, pero las recomendaciones se enfocan en que dichos recursos deben ser considerados igualmente a largo plazo para sacar el máximo provecho en el mercado y lograr un liderazgo efectivo en el sector.

Transformación digital en economías emergentes

Las economías emergentes tienen un desenvolvimiento diferente a las desarrolladas, por motivos relacionados con la desigualdad social, creciente polarización, desconfianza en las instituciones gubernamentales y la brecha digital existente, lo cual influye directamente en los patrones de consumo, ya que los consumidores están adaptados a modalidades que no están a la vanguardia en lo referente a tecnología.

En los países con mayor crecimiento económico, la frecuencia de compra es superior y los usuarios tienen la posibilidad de descargar diferentes aplicaciones en dispositivos con mayor capacidad de memoria y velocidad de internet más alta; en economías emergentes, la interacción suele implicar más contacto presencial.

No obstante, a partir de la crisis generada por la pandemia, este proceso de transformación ha agilizado 5 años el avance del consumo de productos de manera digital, además, ha dado origen a nuevos hábitos de compra online

Ante esta situación, las empresas pequeñas y medianas han adoptado a elementos que no solían ser comunes para economías emergentes, pero sí eran usuales en países desarrollados, por ejemplo: la creación de páginas web, uso de herramientas de digitalización como WordPress, Shopify y Vtex para e-commerce, ventas y atención al cliente gestionadas con redes sociales, entre otros aspectos que son más recientes desde 2020 en adelante y que resuelven las necesidades inmediatas de las pymes.

La digitalización incluyente es necesaria para reducir las desigualdades sociales y a su vez impulsar las pequeñas y medianas empresas en la era digital. Con la llegada de la pandemia, los consumidores de las economías emergentes en Latinoamérica están comenzando a confiar en estos nuevos métodos de pago digitales con tarjetas de crédito u otras opciones de transacción en pasarelas de pagos, que han empezado a ser implementadas y las compañías tienen que sortear. 

En términos de pagos internacionales es bastante incipiente, casi ningún país tiene demasiados habilitados recursos significativos para gestionar pagos internacionales en herramientas como payvalida, paypal, stripe, u otras, sin embargo está incrementando cada vez más su uso como soluciones fintech.

A partir de esto, es clave la transformación digital en las empresas pequeñas y medianas, desarrollando una solución en la cual no solo se presentan las alternativas en la creación de páginas webs sino un acompañamiento en todo el customer journey que termine con la recepción de pagos, la gestión de los productos o servicios y obtener capacidades en mercadeo para poder desarrollar una escalabilidad relevante.

Para ello, en coally hemos desarrollado dos tipos de metodología:

  • Estrategia de mercadeo para compañías pequeñas
  • Optimización de costos de inversión

Estructuramos una estrategia a partir de las necesidades puntuales que suelen tener las pymes y a su vez determinar cuál es el canal adecuado para su distribución. En algunos casos, puede que no sea primordial invertir en una página web nativa sino ser construida en algún framework que ya esté desarrollado, analizar cuáles son las mejores tácticas para incrementar el reconocimiento de la marca en canales como redes sociales, Whatsapp Business, Telegram u otros. Todo este procedimiento se hace a partir de un análisis de datos de la empresa