Cómo responder a: Háblame de un desafío que tuviste en el trabajo

¿Te han hecho esta pregunta antes en una entrevista? Es una interrogante incómoda porque te ves obligado a hablar sobre un momento difícil con una persona que no conoces y que aparte se puede malinterpretar.

Pero viéndolo desde otra perspectiva, también es una gran oportunidad para destacar tus mejores cualidades. De hecho, puedes asociarlo también a un logro que hayas obtenido en circunstancias adversas. 

 

¿Por qué los reclutadores hacen esta pregunta? Seguramente quieren saber que están contratando a alguien que tiene la capacidad de pensar con rapidez y que es resiliente cuando enfrenta desafíos.

Para responder esta pregunta, te daremos unos tips iniciales que te ayudarán:

  • Comienza dando contexto a la situación y luego muestra cómo resolviste el problema.
  • Trata de mantener tu respuesta corta y enfocada.
  • No es necesario contar la historia de fondo completa de lo que sucedió, sino cómo lograste resolverlo. 

Si necesitas ayuda para estructurar su respuesta, recuerde este acrónimo: STAR (Situación, Trabajo, Acción y Resultado)

Situación

Primero, contextualiza a tu entrevistador sobre la situación. ¿Cuál fue el problema y cómo surgió? En una o dos oraciones, crea una imagen clara para que el gerente de contratación pueda visualizar el desafío. 

Por ejemplo: “Durante mi pasantías en una empresa de marketing, un cliente quiso cambiar una estrategia de campaña dos días antes del lanzamiento. El cliente no estaba a gusto con el primer borrador de mi equipo, por lo que nos encargaron rehacer todo el plan”.

Trabajo

Habla sobre la tarea en cuestión y cuéntale al entrevistador de qué eras responsable, para que tenga una idea de cómo encajas en el equipo. Es importante que seas concreto, porque las entrevistas suelen tener un tiempo estimado.

Por ejemplo: “Organizamos una lluvia de ideas a altas horas de la noche esa noche. Luego, pedí tomar la iniciativa de armar una nueva plataforma. Esto fue un desafío porque era la primera vez que lo hacía y también nuestra única oportunidad de que el cliente estuviera satisfecho con el resultado”.

Acción

Explica las acciones involucradas para superar el desafío. Habla sobre tu proceso de análisis y los pasos que tomaste para resolver el problema. 

Por ejemplo:  “Superé este desafío observando presentaciones anteriores exitosas para el cliente, analizando los comentarios que dieron sobre nuestra presentación inicial e incorporando todas las ideas del equipo en la nueva plataforma”.

Resultado

Asegúrate de terminar con una nota positiva para que el reclutador te perciba como un solucionador de problemas proactivo. Cuantifica los resultados si es posible, ya que demuestras el impacto que has tenido en un proyectos o empresa, y le permite al entrevistador saber que eres orientado a resultados.

Lo importante es dar una impresión positiva durante la entrevista, ya que no solo cuentan las habilidades técnicas, sino también las habilidades blandas como: capacidad de resolución de problemas, comunicación asertiva y de resiliencia ante cualquier dificultad. También es muy importante que sepas por qué estás aplicando a la empresa y cómo estos desafíos que has enfrentado, te han preparado para asumir el rol al que te estás postulando.